jueves, 30 de septiembre de 2010

Selección de telas

Siii!!!, ya tengo la selección de telas para mis colchas muestrario. Sí, sí, colchas. DOS.
Y es que me daba un poco de respeto ponerme a hacer una colcha grande y le pregunté a Patricia si podía hacer dos colchas pequeñas "de sillón". De esa manera trabajaría lo mismo, pero la sensación sería de proyecto más corto, además el ir cambiando de colores no me agobiaría tanto. No hubo problema, así que entre las dos, hemos elegido estas chuladas.
Esta combinación es para la de mi chico:



Son unos colores muy cálidos y masculinos. Quería huir del típico azul o del negro y creo que es una selección muy adecuada. Tenía ya las telas en tonos amarillos y la naranja, así que elegimos unas cuantas más en consonancia. No hay nada como rodearse de buenos profesionales: "lo importante no es saber, sino tener el teléfono del que sabe".

Y estas son las de la mía.


Bastante más femeninos y floreados. Soy la tonta de las flores, pero es que son taaaan bonitas!!!.
Ambas colchas coomparten la tela marrón, y el fondo, que no me di cuenta y no hay foto. Es una tela en color blanco roto con flores chiquitinas en blanco. Ya la enseñaré cuando vaya mostrando mis avances...

lunes, 27 de septiembre de 2010

Mon bô sapin

Hace unas semanas hice un pedido a Tournicoton. Tienen diseños preciosos y muy entretenidos porque incluyen diferentes tipos de punto y abalorios, con lo que lucen un montón. Ademas no cansan nada y quedan muy bonitos, los puntos especiales son muy sencillos y vienen muy bien explicados, aunque están en francés y los idiomas y yo no nos hablamos...

Entre otras cosas compré Mon bô sapin, el arbolito de navidad que enseñé en el post anterior. Ya lo he terminado, y este es el resultado


No sé si se aprecia que he puesto en práctica la técnica de planchado de Nieves, sin demasiado éxito, ya que al tener abalorios (alguno de ellos algo voluminoso), es muy complicado que la plancha llegue a todos los rincones. Pero creo que no ha quedado nada mal.


Está bordado sobre el Antique Cotton linen, 32 count de R&R Reproductions. Es el recomendado para el famoso PIP (que por fin he montado, ya le dedicaré una entrada).

Me sobró la medida justa para esta labor, y la verdad es que el color le queda muy bien. He utilizado los hilos recomendados por Anne, en la marca DMC y los metalizados los tenía muy similares desde hace años, así que únicamente he tenido que comprar los botones, que no se incluyen en el patrón.


Algunos puntos especiales que se bordan en color crudo apenas se aprecian, porque al mojar el lino para quitar las marcas del bastidor (no fui capaz de conseguirlo solo con la plancha), éste destiñó, asi que han tomado el color de la tela.

El otro día me pasé por Dechado y me dieron una idea estupenda, acabarlo como panel. Compré la tela que se ve en la foto inferior, que le va muy bien. La verdad es que fueron un encanto: sacaron un millón de telas que le podían ir bien, y como tienen cosas tan bonitas, es imposible no encontrar lo que buscas.
En fin, que ahora solo me queda saber cómo se hace...  (:s  glup) Seguramente "ensaye" con alguna labor pequeña que no pueda estropear y a ver como me voy apañando, porque no he hecho un panel en mi vida.

Supongo que tardaré un tiempecillo en enseñar el resultado final, aunque confío en poder estrenarlo estas navidades...

Me gustaría agradecer a mi chico las fotos. Ha estado toda la mañana haciendolas y es que la luz que entra en casa en ésta época del año da unas dominantes azules (¿?¿?¿¿??) que son muy incómodas. (¿?¿?¿)
La fotografía de interiores no es mi fuerte (debería aprender de Martina), así que siempre tengo que pedir ayuda.

viernes, 17 de septiembre de 2010

Mi primera clase de patchwork, mi primer trabajo, mi primer disgusto...

Como comenté en el post anterior, hace un par de días fue mi primera clase de patchwork. La verdad es que la experiencia fue muy buena: la profesora es majísima, en la tienda tienen telas preciosas y mucha variedad, te asesoran en todo momento sobre colores, estampados, combinaciones (algo muy de agradecer cuando una es novata) y algo que me encantó es que salí de esa primera clase con un trabajo terminado, este alfiletero (se me acaba de olvidar el nombre "tradicional").
Como dijo Patricia (la profe), ha quedado un poco pastelón, pero yo estaba encantada...


Y digo estaba porque este es el alfiletero antes de meterse con mi gato... parece ser que ha  habido una pelea y ha perdido mi primera labor (como era de esperar. Era muy nueva y todavía no sabía defenderse..) snif snif, así que me he quedado sin.

Hace un par de semanas me partí la crisma en la escalera de casa y estoy de baja, por lo que he tenido tiempo para confeccionarme este otro, que lejos de ser pastelón, me ha quedado de lo más psicodélico.


Tan bonito ha quedado, que este pollo que compré el otro día en A loja do gato preto, se ha comido casi todos los alfileres.


Durante su confección he pasado por todas las fases:
- "a lo mejor quedaría mejor este color en el otro lado"  (deshacer y rehacer)
- "está quedando chulísimo"
- "ay, no sé si me gusta"
- "no es muy histérico?"
- "¡¡¡¡Me encantaaaa!!"

Cuando lo estaba planificando, había pensado en ponerle unas bolitas de cristal naranja en las esquinas. Al final, la emoción por verlo terminado me ha podido y se me ha acabado olvidando (siempre se me acaban pasando estas cosas), pero bien pensado, casi mejor no haberlas puesto, porque este será mi acerico (me ha venido de pronto la palabra olvidada!!) de cabecera, así que si le acabo dando mucho tute, las bolas se habrían caído a los dos días. Quizá cuando me sienta más segura a la hora de elegir telas y colores, haré alguno "de exposición" y le pondré todas las bolas y chorradillas del mundo y lo colocaré bien lejos del gato.

Ahora estoy deseando que llegue la siguiente clase, porque me estuvieron enseñando los proyectos del curso, y había un panel de navidad que era una preciosidad. Parece ser, de todas maneras, que primero he de ponerme con la colcha muestrario, pero en cuanto pueda me pondré manos a la obra con el panel, que es una maravilla.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

De compras en el Cuarto de costura

El sábado "engañé" a mi madre para que me acompañara a comprar telitas y cachivaches.
Iba con la intención de comprar botones de madreperla, que me hacen falta para esta labor de Tournicoton que estoy a punto de terminar


(pondré en práctica el truco de Nieves para planchar labores, porque no encuentro manera humana de que se quiten las marcas del bastidor).
El caso es que llevo más de medio año buscando botones de madre perla o de nácar cuadrados, y no hay manera de encontrarlos en ningún sitio. Encontré unos similares en Manos Maravillosas, pero han resultado ser rectangulares y enormes, así que no me valen de nada.

Como tienen cosas tan tan tan preciosas, no me pude resistir y compré también estas cintas tan originales. Estoy deseando terminar cosas para utilizarlas.


Ésta foto es una pena, porque la cinta es muy original y preciosísima, al menos a mi me encanta. He hecho dos bastante mejores, pero han desaparecido y no las encuentro...



También compré estas, y esta rosita, que de momento no combina con nada, así que tiene su foto solita..

También me hice con unas cuantas telas, no me pude resistir


Cambiando de tema, hoy empiezo un curso de patchwork al que me he apuntado. Ya contaré que tal ha ido, de momento pinta bien: cuando pregunté a la chica si había que llevar algo, me comentó que tijeras, hilo, regla y nada más, porque la profe nos dará unos trozos de tela para hacer un alfiletero. A ver qué tal!

viernes, 10 de septiembre de 2010

Una de fauna

Aqui van fotos de varios animalillos utilizando diferentes técnicas.

Estos gallos los hice ya hace tiempo. Son un diseño de Lanarte, y la tela viene ya pintada con las letras donde centrar el dibujo. Los tengo adornando la cocina



Es una lástima que en las fotos no hayan salido bien los marcos, porque quedan muy chulos. Compré los kits en Doña Inés, una tienda de labores que había cerca de casa. Tenían cosas preciosas y la chica de la tienda era majísima, pero parece ser que la tienda se inundó por culpa de la bañera del vecino y ya no volvió a abrir. Una pena.

Y como de animales va hoy la cosa, presento en sociedad a mi Caracol Imanol.


Se supone que hay que ponerle un lazo de rafia, pero no tenía en ese momento y justo por la mañana había comprado esas tiras de cuero en tonos naranjas en una tienda de abalorios, que iban (sin querer) a juego con la casa de Imanol jejeje.


Y esta es la Ovejita Lucera. A mi marido no le gusta mucho, pero a mi me encanta. Es facilísima de hacer, y luce un montón. De ahí su nombre...


La tela para la cara la compré al peso en Ikea.
Si, si, al peso: tu mides lo que quieres comprar, lo cortas y lo pesas como la fruta en el carrefour. No hay mucha variedad y los estampados son demasiado grandes, pero hay telas lisas que vienen fenomenal para cosas como éstas. 


La campanilla es reciclada del envoltorio de un regalo, y la rafia la compré en Fild´Or. Le viene al pelo!

Y la tela del cuerpo es aquella que compré para terminar mi primer (y de momento único) pinkeep. Hace unos días terminé el PIP (gracias Susana!!!), pero me da una pereza horrorosa darle el toque final. Lo cierto es que tengo terminados varios bordados, pero no los  quiero publicar hasta que no los termine de montar... A ver si tengo un fin de semana inspirador y me pongo, porque al final es una pena tener las cosas metidas en una caja en plan UFO...

Bueno, pues el tercer integrante de mi fauna particular es este perrito, que no me ha quedado todo lo bien que esperaba y que, de momento, es la labor más difícil del libro de Tone Finanger. Coserle las patas ha sido un pequeño suplicio, y finalmente me he tenido que ayudar de una pistola de silicona.


No estoy muy contenta de cómo le ha quedado el morrete. Se supone que hay que hacerlo con hilo de bordar, pero la experiencia con el hocico fue un poco catastrófica y no me vi con mucha gana de volver al ataque con la boca, así que la pinté. Si se ve de lejos, a penas se nota.

Tengo previsto pasar por una tienda de chinos a comprar colorete baratito (no importa que provoque urticaria) para pintarles los coloretes a todos, porque me duele en el alma utilizar los polvos de sol. Además en el perrito apenas se notan, y he tenido que utilizar sombra rosa para que se apreciara.
Buen finde!!